Labores de Bendición - Patchwork para iniciantes

Labores de Bendición - Patchwork para iniciantes

Por alguna genética razón tengo especial interés por las manualidades. Tal vez porque el arte le da rienda suelta a mi creatividad y me hace sentir no sólo realizada, cada vez que consigo uno de estos pequeños proyectos, sino también feliz.

A los 10 años comencé a estudiar corte y confección, mi madre me enviaba a todo lo que se me ocurría, y la verdad, no puedo más que agradecerle. Recuerdo que asistí a un taller con señoras mayores, que mientras cocían sus creaciones, no dejaban de mirarme por arriba de sus gafas. Sé lo que pensaban, sus miradas me lo decían claramente. Qué hace esta niña aquí!? ¿Por qué quiere saber coser, no tiene nada mejor que hacer con 10 años?! Es que los estereotipos, son así.

A los 13 me fui a un internado y allí también estaba el taller de corte y confección, así que me apunté feliz. La profesora era de las mías. Nada de rebuscadas técnicas y complicaciones. A buscar revistas, elegir patrones y aprender a copiarlos, eso de hacer uno los moldes ya no estaba de moda. Con mi afán de crear, me diseñé un pijama multicolor, que en verdad parecía más bien un payaso, pero en esa edad me encantaba. Luego faldas, combinadas con chaquetitas y hasta mí vestido de graduación, al que le bordé unas flores en la solapa china con unos pequeños canutillos en perlé. Feliz, realizada, entretenida y cuánto más!

Luego en una vacación de invierno vino tejer a dos agujas, mi madre me llevó a la casa de una amiga y con un par de tardes, manualidad aprendida. Nuevamente a coger revistas, patrones y con el punto más simple tejer diseños modernos y muy míos. Luego otro verano se me dio por el crochet, y aproveché a mi abuela que no sólo tenía el talento, sino la paciencia para enseñarme. Nada, otro par de tardes y habilidad cogida. El punto cruz vino ya de casada, igual que el Patchwork, y cuántas manualidades más me quedan por descubrir!

Pero hoy me detengo a pensar, sorprendida luego de hablar con una abuela de 95 años, que esto de las manualidades no ha sido siempre uso de todos. Y aquí es donde me detengo. Desde el Bosque d´A&P intentamos hacer siempre nuevos aportes. ¿Te has planteado alguna vez hacer una manualidad? ¿Has pensado que no tienes talento? O que no tienes el tiempo? ¿Has pensado que puede ser un método educativo MUY EFICAZ para tus hijos?

He descubierto que históricamente, al menos en Europa, los trabajos manuales estaban reservados para los señoritos, hijos de gente acomodada que podía darse el lujo de aprender una manualidad, como el bordado. Luego, a través de las escuelas, este se fue haciendo más accesible y popular, pero nuevamente, solo dedicaban tiempo en casa a estos trabajos manuales, aquellos con recursos, quienes, así como el desarrollo de un instrumento musical, dejaban de legado a sus hijos el arte manual de su gusto, normalmente el bordar. No es casual que entonces se les enseñe a los niños estas habilidades a la par que un instrumento musical.

Os comparto un pedacito de una bibliografía que encontré:

“Las manualidades le proveen un desarrollo integral a los estudiantes. Las manualidades les abren las puertas a los niños a utilizar y desarrollar su propia imaginación. El desarrollo físico, también llamado desarrollo motor, se mejora gracias a la coordinación entre mente, mano y vista que brinda el trabajar con manualidades…” (Mattil, E L (1973). El valor educativo de las manualidades. Buenos Aires: Editorial Kapelusz.)

“Los artesanos al hacer manualidades son más creativos lo cual los ayuda a la hora de convertirse en empresarios. Un estudio concluyó que la creatividad empresarial está relacionada con la ventaja competitiva lo que significa que los empresarios creativos tienen más posibilidades de ser exitosos ya que al tener habilidades creativas se les ocurren ideas innovadoras y únicas. Una persona con creatividad empresarial es capaz de maximizar sus opciones y sus ganancias, es un buen planificador, optimiza el uso del tiempo, es innovador, se preocupa por la calidad y toma ideas de otros negocios exitosos” (Halim, M A S A, & Mat, A C [2010]. Craftermakers:A Significant Study on Entreprenueurial Creativity and Competitive Advantage.)

Con solo leer estas pocas virtudes que se enumeran, apetece recuperar las manualidades como técnica educativa en casa, ¿no te parece? También es importante mencionar que las manualidades ayudan a las personas en otros aspectos como lo es en la terapia. Muchas veces el hacer manualidades hace que las personas se relajen y se sientan mejor. ¿Por qué no redescubrir con vuestros hijos el mundo de las manualidades? Os recomiendo proyectos concretos, que ellos puedan comenzar y terminar en un tiempo determinado,  esto les ayudará a no frustrarse.

Pero hay más, ¿Qué dice Ellen G. White al respecto?

“Una de las salvaguardias más seguras de los jóvenes es la ocupación útil. Los niños que han sido enseñados en hábitos de laboriosidad, de manera que todas sus horas estén dedicadas a ocupaciones útiles y placenteras, no tienen inclinación a quejarse de su suerte ni tienen tiempo para entregarse a sueños ociosos. Corren poco peligro de formar compañías o hábitos viciosos. Hay indecible valor en la laboriosidad. Enséñese a los niños a hacer algo útil. Los padres necesitan sabiduría más que humana para comprender cómo educar mejor a sus hijos para una vida feliz y útil aquí, y un servicio superior y un gozo mayor en la otra vida” La Conducción del Niño, pg. 114.

Por todo lo dicho, compartiré con vosotros estos pequeños proyectos a modo de edición especial. Para comenzar, una técnica muy fácil, de una labor muy complicada, el Patchwork. Os pasaré los patrones y todas las indicaciones. Ya veréis que no hace falta saber demasiado. Sólo invertir poco a poco en los materiales y luego dejarse llevar. Poned horarios y días precisos con vuestros hijos, especialmente si pasan demasiado tiempo frente al ordenador. Aquí tenéis una escapatoria, que sin duda os traerá muchos buenos momentos, además de educación en disciplina, orden, planificación, creatividad, innovación, relajación y hasta quién sabe, una forma de ganarse la vida.

¿Quién puede dejar pasar tantas cosas buenas para sus hijos? Que lo aprovechéis y disfrutéis juntos!!

PATRONES

Manta Patchwork SarahKay.pdf (2,7 MB)
Manta Patchwork ultima hoja.pdf (56,7 kB)

VIDEO EXPLICATIVO
www.youtube.com/watch?v=FACJKzMU0Dg&feature=youtu.be

2da Entrega

http://youtu.be/JDnmf1pId7c

PUNTO FESTON - Cómo terminar los apliques

http://www.youtube.com/watch?v=fN39LiK4FvA&feature=BFa&list=UUZS5hUuLKWgb942pAi5cz0A

 


Contacto

Bosque.d'Amor&Paz


«Para educar a un niñ@ hace falta la tribu entera Proverbio africano

«Instruye al niñ@ en su camino y ni aún de viejo se apartará de él Prov. 22:6